21 de noviembre de 2015
El clientelismo en la republica liberal-autonomista aparte.
La coacción y el clientelismo des-democratizan. Dice Juan Bialet Masse “Informe sobre el Estado de las Clases Obreras Argentinas” –Volumen II, versión pdf- pag. 230: La Revolución francesa rompió las trabas del privilegio; se ha creado la burguesía, rica, muy rica, pero el dinero no da por si ciencia; la codicia extravía y hasta ciega; y va derecha, como el asno cargado de dinero y con los ojos vendados, a caer en un precipicio que ella misma se ha cavado; solo la ciencia puede salvarla, quitándole la venda de los ojos y enseñándole el camino seguro que debe seguir. Por el Profesor Julio Paredes.

El clientelismo político se refiere a una institución política informal que ha existido en sociedades diversas a lo largo de la historia. Debemos remitirnos a las clientelas de la Roma antigua y es definida como una relación social típica de las sociedades tradicionales, pero que en la sociedades actuales las maquinarias político-partidarias, la existencia de grupos empobrecidos y el descredito hacia las ideologías han  hecho de este mecanismo una forma de hacer política (Mastropaolo, 1997. Citado  en “Clientelismo político y Calidad democrática: una evaluación del impacto de las relaciones clientelares en la calidad de la democracia. Andrés Escudero. Univ. de Belgrano)

Hasta mediados del Siglo XX la educación escolarizada alcanzaba en Corrientes solo a un sector minoritario de la población. Impulsado el positivismo desde fines del Siglo XIX por su más importante representante en Corrientes, J. Alfredo Ferreira, desde el Consejo General de Educación; la educación era el instrumento más eficaz para lograr el progreso material y moral de la sociedad.

Pero la masa popular quedaba al margen de los objetivos, pedagógicos, sociales y políticos. Una descripción de la sociedad correntina de los años 1895 realizada por Manuel Florencio Mantilla llega a nosotros por Alberto Rivera (citado en, Solis Carnicer, Maria del Mar. Cultura Política en Corrientes. Dra. En Historia por la Univ. De Cuyo), la cual considera a la masa como:

“… blanda en ideas, propósitos y dirección templadas… laboriosa y guapa para cualquier trabajo…”; al servicio de la economía ganadera y comercial monopolizada por la clase cultural y políticamente dominante. En el año 1914, la población correntina mayor de 7 años, era analfabeta en un 55,5% y en 1947 la población mayor de 14 años analfabeta representaba el 31,11%.

El patriciado correntino denominado por Manuel Florencio Mantilla como “alta sociedad” se consideraba con derecho a estar en el nivel más elevado de la jerarquía social. Las ideas Liberales impregnaron la acción y pensamiento político y cultural de la elite; aristocracia que compartía intereses y proyecto socio-económico pero que en la esfera política pugnaba por la conducción.

La política partidaria surge entre 1856 y 1880 (distintos autores sostienen una u otra fecha como la de creación del Partido Liberal), antes de 1880 solo pueden encontrarse estrictamente clubes electorales. Con un bipartidismo representados por Liberales y Autonomistas que se rompe a partir de la inserción de la Unión Cívica Radical en la arena política provincial, precisamente, a través de una figura emblemática del Liberalismo correntino como el Dr. Juan Eusebio Torrent, uno de los fundadores del Partido Liberal junto con Manuel F. Mantilla, a los que debe sumarse los nombres de Juan E. Martinez y Valentin Virasoro, líderes de las otras dos facciones del partido de fines de 1800 –según Solis Carnicer, liberalismo de estilo conservador y reaccionario-.

Tantas facciones como líderes liberales representaban esas ideas, tal como hoy.

El gobierno autonomista de Juan Ramón Vidal de 1888 es apoyado por el líder goyano del partido liberal Juan Esteban Martinez.

Inmediatamente después de la Revolución del parque de 1890 en Buenos Aires, Juan Eusebio Torrent, decide presidir la organización de la Unión Cívica y logra el acompañamiento de los demás sectores liberales, quienes lograran terminar con el gobierno autonomista a través de nuevos acuerdos y reunificación del liberalismo; una de las principales características del Liberalismo correntino ha sido la de rupturas internas, acuerdos de facciones y reunificación a lo largo de toda su historia.

El partido Autonomista ejerció el gobierno provincial durante toda la década de 1880 (Antonio Gallino, Manuel Derqui y Juan Ramon Vidal sus principales figuras), los dos primeros fueron lideres de facciones diferentes hasta que en 1886 llega al gobierno Juan R. Vidal; quien se convierte en figura preeminente del Partido autonomista reorganizando sus filas, luego de regresar a la provincia en 1898. A partir de 1909 hasta 1930 el partido se caracteriza por tener una cohesión interna propiciada, especialmente, por este último.

En 1909 se establece el primer Pacto Autonomista-Liberal (liberalismo que respondía a Martinez y el autonomismo), escrito y sellado, para las elecciones de Diputados y Senadores provinciales, durando hasta fines 1915, durante el gobierno de Mariano Loza. La política del acuerdo se restablece en 1916 con un nuevo pacto que les permitió, a los partidos conservadores de Corrientes, mantenerse en el gobierno y siendo la excepción que los convertía en rara avis ante un escenario nacional en el que irrumpía con un triunfo el radicalismo.

Quedan así establecidas algunas características socio-políticas esenciales que nos permitirán esbozar algún ensayo acerca del clientelismo político en la provincia y, así, observar con mayor claridad los problemas actuales y su dificultad en subsanarlos o, incluso, la total falta de interés en problematizar la cuestión.

Esta estructura social rígida impedía a los sectores populares la posibilidad de promoción social. El paternalismo-caudillista de los estancieros y doctores sometía a la popular a su amparo y dirección; base de reclutamiento de la clientela política, para los hombres que ostentan la conciencia pública y la dirigencia partidaria.

Desde esta columna, consideramos que hoy en día es erróneo pensar que toda la clase popular es objeto de clientelismo político así como también que solo la clase popular es cliente de los políticos de turno. En todos los estratos sociales existen clientes y no todos los que componen determinados sectores sociales son clientes o venden sus votos.

Lo cierto es que en esa época los trabajadores urbanos y rurales vivían en condiciones muy precarias, con salarios de miseria; los mendigos y la prostitución abundaban en toda la provincia; el robo, el juego y la falta de educación básica eran una constante.

Hoy como ayer el color del pañuelo (hoy más el celeste que el rojo, al menos en Perugorria) es signo de que lo emocional y tradicional motiva la adhesión política; condición que es explotada al máximo por los caudillos de turno. Quienes para los comicios siguen  trayendo en grupos a los pobladores rurales a expresar su lealtad.

La autora, Maria del Mar Solis Carnicer, transcribe un párrafo del informe sobre el estado de las clases obreras en el interior de la provincia presentado por Juan Bialet Masse,  que grafica cruda e inexpugnablemente esas condiciones de vida:

apatía, rutina, indiferencia y decadencia en las clases pudientes; salarios insuficientes, falta de trabajo y de moralidad en las clases trabajadoras; y en todas una alta intelectualidad que se esfuma y pierde en el vacío”.

La educación escolarizada y superior que ostentan determinadas personas no es sinónimo de ética y dignidad; son tan clientes como cualquier otro que venden sus votos y apoyo a un determinado caudillo por determinados privilegios; consortes palaciegos de corporaciones politiqueras, callándose sus bocas educadas-(mal) en los Concejos Deliberantes.

Posmodernos Líquidos o fluidamente posmodernos, “liberales” y, al mismo tiempo, “religiosos” -liberados al deseo de conservación- de una sociedad que conserva putrefactos modelos de “ser y tener”, de “ser y tiempo”. Liberales para poder adueñarse del “libre” trabajador y su fuerza, acuciado por el látigo del hambre, y religiosos católicos, pero que utilizan la lógica calvinista-protestante del ascetismo religioso para justificar la desigual distribución de la riqueza que coproducen con los pobres jornaleros y asalariados.

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 

AGENDA

 
<<Enero 2018>>
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2018

 
Marcelino Ponti según Amber Showdrasky.
El futuro del político es el totalitarismo político.
Proponen la Constitución del Índice Ciudadano. (Por Centro Desiderio Sosa).
¿Debe la política ir al Diván?
Uróboros.
 

HORÓSCOPO

 
Capricornio
CAPRICORNIO (del 22 de diciembre al 20 de enero)

Jornada de sentimientos encontrados y confusos para ti. Lo mejor es dilatar ciertas determinaciones hasta más adelante. Los ánimos aun siguen candentes debido a recientes discusiones. Procura no iniciar nuevos pleitos. Deja que las cosas se calmen. Te sentirás profundamente desganado durante la jornada de hoy. Esto traerá aparejado reprimendas por parte de tus superiores.Sugerencia: Deja de lado los gastos superfluos fruto de las vanidades o deberás experimentar grandes privaciones debido al mal uso de tu capital.

 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Marcelino Ponti según Amber Showdrasky.
El futuro del político es el totalitarismo político.
Proponen la Constitución del Índice Ciudadano. (Por Centro Desiderio Sosa).
¿Debe la política ir al Diván?
Uróboros.
 


Comunas Litoral - El medio mas Progresista del Litoral. - © 2017 - Todos los derechos reservados


RadiosNet