ANÁLISIS  26 de octubre de 2015

Vox Populi, Vox Dei.

El escenario cambio, casi inesperadamente, sobre todo para el círculo rojo comunicacional-político-dirigencial. El ciudadano ha expresado, contra todos los pronósticos, que una etapa política ha concluido y quiénes abonen en creer lo contrario, les espera el digito de la minoría. Antes de la segunda vuelta, que ya tiene un ganador moral que debe ratificar el triunfo en las urnas, sin que deje de ser un gran triunfo, en Corrientes, quienes quieran seguir tallando en la política local, deberán decodificar lo que expresa el resultado de las elecciones; Los dos hombres de mayor poder, el Gobernador y el Senador Nacional electo, deberán trabajar en sus respectivos armados, administrando las contradicciones y el tiempo de ejecución de tal administración, para que el 2017 no los sorprenda a ambos y a la provincia, con la constitución de otro hombre fuerte, que surja a partir del triunfo de Cambiemos, que ya es un triunfo ciudadano.

No la tienen atada, ni uno, ni el otro, por ello, pese a haber perdido, y de haberse puesto la campaña al hombro, a diferencia de Agosto, sólo le sumo a Mauricio, dos o tres puntos más, y en conferencia de prensa destacó que le volvió a ganar al que quiere ser candidato de vuelta, dentro de dos años, por más de 25 puntos. No debemos ocultar, que pese a esta derrota, en vedad ganó, él fue quién aposto por Macri, desterrando incluso que alguno del Pro local, sea al menos concejal en Tapebicuá, jugo todas las fichas a cambio de que en su terruño, todas las reparta él y así le hizo, y su “pollo” ganó o al menos la descoció en esta primera vuelta. Además tendrá el crédito abierto y ante una elección o segunda vuelta sin mayores dificultades que deposite al Porteño en el sillón de Rivadavia, tendrá el Mercedeño, al menos lapicera para designar a dos de los suyos en Yacyretá, como mínimo.

Sin embargo no son todas color de rosa, de hecho fue atípico que le saliera a pegar a como el lo llama “El pichón de Picurú”. Arriesgamos que lo hizo, porque vio su fortaleza en su debilidad, es decir, pese a la probable derrota del motonauta en la segunda vuelta, el ex intendente, tiene un capital político, que el gobernador, está resuelto a horadar o mejor dicho demoler. Ocurre que sí bien, perderá el manto protector de Cristina, y el apoyo de un Daniel Presidente, con todo lo que ello implica, demostró en esta elección, que aprendió de su propio rival en esta última elección.

El ex jefe comunal, fue el único, que casi sin moverse, y gastando muy poco, saco tres concejales propios, de pura cepa, dejando en evidencia que el inquilino actual de la municipalidad correntina, hace lo que puede, pero que no le alcanzo alguna vez y le sigue sin alcanzar, y que sí se pone a tiro, con ciertos recursos sigue teniendo peso en la capital y en Goya, un peso que le puede entusiasmar para seguir en su construcción a 2017.

Claro que tendrá que poner las barbas en remojo, si quiere ser gobernador. Ir a verlos ahora, en estos momentos, a sus iniciales motivadores, los “cumpas” de la Cámpora, que acaban de perder una elección nacional, como las que perdían en la facultad de derecho en sus inicios, casi inexplicablemente, básicamente por no reparar en el daño que causa la soberbia del poder.

Enfrente tiene al mejor de los tiempos modernos, que por fin tendrá apoyo nacional, pero una restricción constitucional, que más temprano que tarde, tendrá que reformar (ya lo viene expresando, es decir paso de la idea a la verbalización, el siguiente paso es la acción) pero con la inteligencia necesaria para repartir o distribuir lo mejor a cada quién, un buen primer paso sería (sobre todo que la reforma necesita de amplio consenso legislativo) que el gobernador instruya  a sus legisladores, que en la inminente designación, por parte de la comisión bicameral legislativa, del defensor del pueblo de la Provincia, no “asome el hocico” ninguno que tenga filiación radical, o que haya tenido que ver formalmente con sus gobiernos o coalición política, tiene incluso, la metodología a favor, de que para tal lugar, se respete la valía de los test y coloquios, de los que tengan capacidad demostrada, antes que la necesidad de ser pagados políticamente por haber repartido mejor las bolsas o los vales de supermercado.

Ante este escenario, no se descarta a la luz, del cambiemos, que en algunos meses, estemos hablando de un emergente que tercie entre los dos popes de nuestra provincia que se vienen disputando poder desde hace algunos años, así como era impensable un tiempito atrás, que una mujer y no declaradamente Peronista, sea la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, el que no la tengan atada, que no se crean semidioses sin diálogo con el común de los mortales, probablemente sea un buen indicio, para que la política, continúe cambiando su significante e incluya en sus acepciones más aspectos positivos que negativos.  

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »